Gelatinas de gambas al ajillo y de gulas




Si te gustan las gambas al ajillo y las gulas, este pintxo a parte de gustarte te sorprenderá y además es igual de sencillo de hacer que de la manera tradicional.
Puestos sobre una base de lechuga con alioli le da un toque y una presentación ideales para acompañar de un buen vino blanco. A disfrutarlo!! :)

Ingredientes:
  • Para las gambas al ajillo:
    • 250 gr de gambas peladas
    • 1/2 pastilla de caldo de pollo
    • Aceite de oliva
    • Cayena molida
    • 2 dientes de ajo
    • 25 ml de vino blanco
  • Para las gulas
    • 1 paquete de gulas
    • 1/2 pastilla de caldo de pollo
    • Aceite de oliva
    • 25 ml de vino blanco
    • Sal de Ajo
    • Perejil picado
  • Para gelatinizar:
    • 1 sobre de gelatina neutra en polvo (para 500 ml)
  • Para el acompañamiento:
    • 2 cogollos de lechuga
    • Salsa Alioli

Preparación:

Lo primero será hacer las gambas al ajillo y las gulas.

Se echa en una cazuelita de barro (si no tienes o usa inducción, en sartén también vale) un fina capa de aceite de oliva con un poco de cayena molida y los dientes de ajo en laminas y se pone a fuego medio.
Cuando los dientes de ajo empiezan a dorarse se echan las gambas peladas y se remueve y se deja hacer 5 minutos.
Añadimos el vino blanco y la 1/2 pastilla de caldo de pollo y removemos y dejamos hacer otros 5 minutos.
Echamos todo el contenido en la batidora y trituramos todo formando una pasta blanquecina, que reservamos.

Las gulas últimamente las hago al microondas y quedan muy bien.
Para ello echamos las gulas en un recipiente para microondas.
Bañamos con un buen chorro de aceite de oliva, el vino blanco, la 1/2 pastilla de caldo de pollo, espolvoreamos con la sal de ajo y el perejil picado y removemos todo bien.
Metemos al microondas 1'5 minutos.
Una vez hecho trituramos todo en la batidora quedando una pasta, que también reservamos.

Preparamos la gelatina según las instrucciones del sobre, con las cantidades de agua que indique.
Después verteremos la mitad de la gelatina en un recipiente junto con las gambas trituradas y removemos bien.
Repetimos con las gulas.

Después podemos ir vertiendo en vasos de chupito o en moldes de silicona los preparados.
Dejamos enfriar un rato y los metemos en el frigorífico durante al menos un par de horas para que terminen de gelatinizarse.

Para servir, los sacamos media hora antes del frigorigico para que se atemperen.
Picamos muy fina la lechuga y mezclamos con salsa alioli.
Colocamos una base de la misma en un plato.
Desmoldamos las gelatinas y las colocamos encima de esa base de lechuga con alioli.

Presentamos.

¡ Y listo !