Pintxo de mini albondigas en cama de patatas fritas







Usando carne picada podemos preparar un pintxo con albóndigas, que suele entrar bien por los ojos y por la boca. En este caso sin salsa. Para otra ocasión las haremos en alguna salsa.

Ingredientes:

  • 400 gr de carne picada (cerdo, ternera o mixta)
  • 2 huevos pequeños
  • 5 cucharadas de pan rallado
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • 25 ml de vino blanco
  • Sal de ajo
  • Perejil picado
  • Harina
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

Echamos la carne picada en un bol. Espolvoreamos bien con sal de ajo y con el perejil picado (vale el seco en especia). Añadimos las 5 cucharadas de pan rallado. Los 2 huevos. La pastilla de caldo de pollo desecha.


Removemos todo bien con ayuda de una cuchara y/o un tenedor. Aplastando y volteando la masa que se forma, hasta que veamos que se quedan todos los ingredientes mas o menos repartidos e integrados en la carne.

Por ultimo agregamos el vino blanco y volvemos a remover hasta que la carne lo absorba. La dejamos reposar 5-10 minutos la masa.


Después vamos haciendo las albondiguillas. Las hacemos pequeñas, que quedan mas graciosas y se hacen mas rápido. Como medida podemos usar una cucharilla de café, para ir cogiendo la cantidad. Después lo mejor es usar las 2 manos (bien limpias ;) ) para moldear las bolitas.

En una sartén ponemos el aceite a calentar a fuego medio.

Mientras vamos pelando una patata grande y la cortamos en rodajitas lo mas finas posibles. Yo uso un utensilio que encontré en ikea para rayar y cortar en rodajas, todo en uno. Las salamos.

Cuando el aceite haya cogido temperatura freímos primero las patatas en el aceite limpio y reservamos.

Echamos en un plato harina y vamos enharinando las albóndigas.


Vamos sacudiendo las albóndigas (lo mejor es colocartela en la mano hueca, entre los dedos, y mover la mano para que la albóndiga salte y suelte la harina que le sobre) y las echamos en la sartén.
No es necesario que el aceite cubra toda la albóndiga, con que la cubra por la mitad es suficiente. Así vamos dándoles la vuelta según vemos que se van dorando.

Cuando estén doradas las sacamos sobre un plato con papel de cocina, para absorver el exceso de aceite.

Vamos colcando en platitos de catering las patatas fritas, encima 3 albondiguillas.

Presentamos.

¡Y listo!