Tapas de cucharitas de salmorejo




Del salmorejo cordobés he visto muchas variantes y recetas, desde las mas puristas y clasistas hasta las mas innovadoras y por supuesto a cada cual mas rica :)
También he probado todas las marcas de salmorejo preparados, de los que venden en brick, y el de la marca Alvalle es con el que me quedo por sabor.
Aunque probablemente haciendo el salmorejo uno mismo, le de un toque distinto y mucho mas personal, a veces prima la rapidez. En este caso la relación rapidez/resultado es excelente con el de Alvalle.


Ingredientes (para 1/2 litro de salmorejo):
  • 1/2Kg de tomates
  • 6-8 rebanadas de pan tostado sin sal
  • 100ml de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 pastilla de caldo de pollo
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
o bien para ir mas rápido
  • 1 Brick de salmorejo Alvalle
Además
  • 100 gr de jamón ibérico
  • 1 huevo
Preparación:




El salmorejo:


Primero hay que pelar los tomates. Una forma de hacerlo fácilmente es poner a hervir agua. Hacer un corte en cruz en la piel de la parte inferior de los tomates. Meter los tomates en el agua hirviendo 30 segundos. Meterlos en agua lo mas fría posible (con hielos incluso). Así conseguiremos que la piel del tomate se desprenda sola.


En la batidora echamos partidas las rebanadas de pan tostado sin sal.
Encima los tomates. Añadimos el aceite de oliva y el ajo partido en trozos (si no te gusta mucho el ajo prueba a echar primero solo medio ajo).
También ponemos la media pastilla de caldo de pollo y si te gusta darle un toque diferente la cucharada de vinagre de Jerez.


Batimos todo. Comprobamos de sal, de sabor a ajo, de espesor... y corregimos según proceda. Si la quieres mas espesa añade mas pan. Si la quieres mas clara añade mas tomate.

Acompañamiento del salmorejo:



Ponemos a cocer el huevo (Ponemos un cazo con agua a hervir. Cuando hierve metemos el huevo y lo dejamos durante 10 minutos para asegurarnos que queda duro.)



Trituramos el jamón ibérico.


Echamos en las cucharitas de catering un poco de salmorejo. Ponemos un poquito del ibérico triturado por encima.


Trituramos el huevo duro y lo colocamos en un recipiente pequeño que colocaremos con una cucharilla entre las cucharas de salmorejo, para que cada uno se sirva al gusto, si gusta ;)


¡Y listo!