Albóndigas de puerro





La cocina vegetariana puede ser igual de sabrosa que la tradicional, así como sana, y como me gusta probar de todo, me lancé a confeccionar unas albóndigas de puerros cuyo resultado es espectacular y que no tiene nada que envidiar a las de carne en sabor y que son mas suaves al paladar.


Ingredientes (para unas 16-18 albóndigas):

  • Hojas verdes de 3 puerros
  • 1 tomate
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Ketchup
  • 2 huevos
  • Pan rallado

Preparación:


Si hemos usado la parte blanca de los puerros para hacer una "vichisuá" con las hojas verdes podemos confeccionar estas ricas albóndigas.
Lavamos bien las hojas, separándolas. Las vamos partiendo con la mano y metiendo en un recipiente para triturar.
Las trituramos al máximo dejando un puré verde.
En una olla/cazuela con agua y sal añadimos el puré verde de las hojas de puerro y lo hervimos durante 5 minutos.
Escurrimos bien de agua con ayuda de un colador.
Ponemos una sartén con aceite de oliva a calentar a fuego medio/bajo.
Echamos el puré en el aceite y removemos para que se mezcle todo.
Pelamos y trituramos un tomate y lo añadimos a la sartén. Añadimos un chorrito de ketchup, sal y removemos todo.
Estamos pochando el puré de puerros durante 7-8 minutos, removiendo con frecuencia.


Escurrimos el puré del aceite para quitar todo el aceite y lo echamos en un bol.
Añadimos los 2 huevos y un puñado de pan rallado y removemos con ayuda de una cuchara. Vamos formando la masa de las albóndigas añadiendo mas pan rallado hasta que tome una textura con suficiente consistencia como para formar las bolas y que no se deshagan.


Ponemos la freidora a 170º.
Formamos las albóndigas al tamaño que mas nos guste y las freímos en la freidora.


Las sacamos a un plato con papel de cocina. Presentamos.


¡Y listo!