Pintxo de calabacín y tomate


Pintxo fácil y sabroso. Que se hace en menos de media hora y que está de rechupete. Si además contamos con ingredientes de primera calidad, recogidos de una huerta propia o de algún amigo, se alcanza el éxtasis gastronómico ;) 

Ingredientes (para 12 pintxos):

  • 1 calabacín
  • 1 tomate grande
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • 20 cl de vino blanco
  • Ketchup
  • 3 rebanadas de pan de molde

Preparación:

Ponemos una sartén a calentar a fuego bajo con 2 cucharadas de aceite de oliva.
Picamos la cebolla y el ajo muy finos. Los ponemos a pochar en la sartén.
Cortamos sin pelar 12 rodajas de calabacín y reservamos. Cortamos en dados el resto del calabacín y el tomate. Los añadimos a la sartén, subimos el fuego a medio y vamos removiendo. Cuando el calabacín esté cocinado añadimos el vino blanco, la pastilla de caldo de pollo triturada y un chorrito de ketchup. Removemos y dejamos que se cocine durante 4 minutos mas.
Lo retiramos de la de la sartén y añadimos, sin bajar el fuego, una cucharada de aceite de oliva.
Colocamos las rodajas de calabacín y salamos.
Dejamos que se hagan por un lado y les damos la vuelta. Sacamos y reservamos.
Partimos las 3 rodajas de pan de molde en 4 trozos (cuadraditos) cada rebanada.
En la misma sartén colocamos el pan de molde y tostamos el pan por los dos lados, aprovechando los restos de salsa y aceite que queden.


Colocamos una rodajita de calabacín encima de un cuadradito de pan de molde tostado, echamos encima el calabacín con tomate y decoramos con unas gotas de mayonesa.

Presentamos.

¡Y listo!


P.D. Dedicado a Olga, Raul, Mar y el Dr. Adra2 ;)