Huevo flor de codorniz con crujiente de iberico sobre champiñon




Seguimos con la temporada de hongos. Champiñon, huevo y jamón ibérico es una combinación que enamora a cualquiera. Muy delicioso y sabroso. Y su aspecto invita a salivar. Espectacular.

Ingredientes (para 16 pintxos):
  • 250gr de champiñones (unos 16 champiñones)
  • 100 gr de jamón ibérico
  • 16 huevos de codorniz
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es escalfar los huevos de codorniz. Proceso laborioso, pero no complicado.

Ponemos a fuego fuerte una olla con agua. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego a medio.

Necesitaremos un recipiente/cuenco pequeño. Colocaremos en él un trozo de "film transparente", introduciéndolo bien hasta dentro y pegando el film a las paredes (ver foto)


Cortamos con un cuchillo dentado la parte de arriba, mas fina, del huevo de codorniz, con cuidado, dejándole una abertura suficiente para verterlo en el film transparente.
Salamos ligeramente y cerramos el film por arriba, uniendo la parte exterior al cuenquito, y lo sujetamos con un clip.

Repetimos el proceso con todos los huevos.

Una vez los tenemos todos cerrados y preparados los metemos en el agua hirviendo durante 3-5 minutos, para escalfarlos.

Una vez escalfados y quitado el film con cuidado nos quedarán así:


Mientras se escalfan los huevos, en una plancha ponemos un chorrito de aceite, lo repartimos por la sartén y la encendemos a fuego medio.
Quitamos los troncos a los champiñones y los lavamos en agua (yo lo hago en el chorro del grifo).
Los ponemos en la plancha caliente, primero con el hueco hacia abajo.
Pasados unos minutos les damos la vuelta y dejamos que se hagan por el otro lado.


Mientras podemos ir deshidratando el jamón ibérico. Colocamos en un plato un trozo de papel de horno, encima las lonchas de jamón separadas, tapamos con otro trozo de papel de horno y volvemos a poner otro plato encima.
Introducimos 2 minutos en el microondas a máxima potencia.

Una vez tenemos todo cocinado procedemos al montaje. Colocamos un champiñón con el hueco hacia arriba, dentro introducimos unos trozos de jamón ibérico deshidratado, encima el "huevo flor" de codorniz y adornamos con un trocito de perejil.

¡Y listo!