Pintxo de pimientos rellenos de tortilla de patatas




Todo el mundo a probado la tortilla de patatas con pimientos, pero pocos han visto el pimiento relleno de tortilla de patatas. Curioso pintxo y delicioso.

Ingredientes (para 12 pintxos):

  • 3-4 patatas
  • 5 huevos
  • 50 gr de carne picada
  • 2 pimientos rojos (anchos)
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

Las patatas que usemos deben ocupar aproximadamente el mismo volumén que los 2 pimientos.

Ponemos la freidora a calentar a 100º

Pelamos y partimos las patatas en laminas finas, las cuales partiremos a su vez en 4 trozos. Lavamos, escurrimos y salamos.

Las pochamos durante 12-15 min en la freidora a 100º.

Cogemos los pimientos y le quitamos la parte superior a forma de tapa, con cuidado.
Limpiamos por dentro los pimientos quitandoles los nervios de los laterales y las pepitas que pudieran quedar. Los lavamos bien debajo del grifo y los escurrimos.


Cogemos la carne picada y la ponemos en un bol. La aliñamos a gusto, como mínimo con sal. Y le añadimos un par de cucharadas de pan rallado y removemos, mezclamos y amasamos todo bien.

Ponemos el horno a precalentar a 200º.

Batimos 4 huevos y los salamos. Cuando las patatas estén pochadas, las sacamos y escurrimos de aceite, las dejamos enfriar un par de minutos y las añadimos al huevo batido. Removemos bien, mezclando la patata y el huevo. Si creeis que queda demasiado espeso,  podemos batir el 5º huevo y lo añadirlo, pero es preferible que quede mas espeso que líquido, para evitar que se salga al hacerlo al horno.

Procedemos a rellenar los pimientos con la mezcla de huevo y patata, repartiéndolo entre los 2 pimientos.


Sellamos la parte de arriba con la carne picada y la tapa del pimiento que quitamos al limpiarlo.


Colocamos los 2 pimientos en una fuente para horno.
Si los pimientos fueran suficientemente anchos como para quedarse de pie sería ideal, pero lo normal es que los tengamos que tumbar. Hacerlo con cuidado para que no se salga el contenido. Será normal que algo de huevo batido se salga hasta que se cuaje, pero no importa.

Lo introducimos en el horno durante al menos 45 min.

Pasado ese tiempo, los sacamos, los colocamos en un plato o fuente, y con cuidado procedemos a partirlos en rodajas.


Colocamos los rabitos de los pimientos encima a modo de adorno. Presentamos.

¡Y listo!