Pintxo de brandada de bacalao



Pintxo excelente al paladar. Sencillo. Vistosos colores de amarillo y rojo. Y que da muchas posibilidades de presentación. En esta ocasión opté por unas tartaletas para rellenarlas de la brandada.

Ingredientes (para 9-10 pintxos):
  • 2 lomos de bacalao desalado
  • 2 patatas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 pimientos morrones
  • 10 tartaletas
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
Preparación:

Pelamos las patatas y las ponemos a cocer en agua con sal a fuego fuerte durante 10-12 minutos, hasta que al pincharlas con un cuchillo, éste entre y salga con facilidad.

En una sartén pequeña ponemos 8 cucharadas de aceite de oliva. La encendemos a fuego medio.
Aplastamos los dientes de ajo con el lateral del cuchillo.
Cuando el aceite esté caliente metemos los ajos enteros, aplastados, con piel.
Les damos la vuelta pasado un minuto y a los 2 minutos los sacamos y reservamos.
Echamos los lomos de bacalao desalado en el aceite, que si hubieran estado congelados primero deberemos descongelar y escurrir bien.
Esperamos que se vayan haciendo y les damos la vuelta, con ayuda de un par de paletas, pasados 4 minutos.


Dejamos que se hagan por el otro lado durante otros 4-5 minutos más. Los sacamos y escurrimos de aceite y reservamos.


Apartamos la sartén y dejamos que el aceite de la sartén se enfrié un poco.

Sacamos mientras las patatas cocidas del agua, las escurrimos y las reservamos.

Cuando el aceite se haya enfriado un poco, cogemos un colador pequeño y en la misma sartén donde hemos frito los ajos y el bacalao procedemos a mover el colador en círculos. Veremos como la gelatina que soltó el bacalao y el aceite emulsionan, formando una especie de mayonesa.


Una vez emulsionado reservamos en un recipiente.

Trituramos las patatas con una batidora. Después añadimos el bacalao desmigado y los ajos pelados y trituramos todo junto.


Vamos cogiendo cada tartaleta y rellenándola. Las colocamos en una bandeja o fuente y vamos echando por encima un poco de la "mayonesa de bacalao".

Cortamos en tiras los pimientos morrones y los colocamos en cruz encima de cada tartaleta rellena.

Presentamos

¡Y listo!