Pintxo de pollo a la nata


Este pintxo se sale de lo común. Realmente no es a la nata aunque lo parece, ya que he sustituido la nata de la receta original, por leche evaporada, mucho mas ligera. Está delicioso y es imposible dejar salsa en el plato. El contrapunto del sabor del pollo macerado con sal y pimienta y la salsa es espectacular. Pintxo para sorprender a tus comensales.

Ingredientes ( 6 para personas):
  • 1 pechuga de pollo en filetes
  • 1/2 litro de leche evaporada
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
Preparación:

Dejamos macerando al menos un par de horas antes el pollo. Para ello cortamos los filetes de la pechuga de pollo en tiras, las cuales volveremos a partir por la mitad.
Añadimos la pastilla de caldo de pollo deshecha y la pimienta, añadimos un chorrito corto de aceite de oliva, removemos bien todo y dejamos macerar al menos esas dos horas que comentaba.


Ponemos una olla a fuego fuerte. Cuando tenga temperatura añadimos el pollo y mantenemos removiendo durante 1 minuto aproximadamente, para marcar el pollo, es decir, que se cocine por fuera

Bajamos el fuego a bajo. Añadimos el medio litro de leche evaporada y removemos bien. SI prefieres usar nata, la salsa sale mas consistente e igual de sabor.

Dejamos que se cocine durante 20 minutos a fuego lento. Removiendo cada poco tiempo para evitar que la leche se queme y se pegue a la olla.

Apagamos el fuego y servimos.

Presentamos

¡Y listo!