Albóndigas de revuelto de morcilla



Si te gusta el revuelto de morcilla, este pintxo te encantará, además de ser muy sencillo de preparar. Como he usado huevos del pueblo, de gallinas de corral, el color vivo de la yema del huevo no tiene nada que ver con el de los huevos del supermercado, ni el sabor ;)  Escalfando la mezcla de huevo batido y morcilla conseguimos estos llamativas y deliciosas "albondigas" :)

Ingredientes ( para 12 albondigas):
  • 1 morcilla de burgos (de arroz) ( 300 gr aprox. )
  • 6 huevos
  • Sal
Preparación:

Quitamos la piel a la morcilla y la troceamos en una sartén a fuego bajo.
Con ayuda de una paleta de madera vamos deshaciendo completamente la morcilla y removiendo.


Pasados 10 minutos removiendo de vez en cuando tendremos lista la morcilla.

Entre medias vamos cascando y batiendo los 6 huevos con una pizca de sal en un bol.

Una vez tengamos la morcilla lista, dejamos que se atempere un poco y la añadimos al bol con los huevos batidos y removemos bien, para que quede todo mezclado.



Ponemos a hervir una olla con agua a fuego fuerte.

Procedemos con la parte mas laboriosa. En un cuenquito colocamos un trozo de film transparente lo mas cuadrado posible.

Añadimos un par de cucharadas de la mezcla de huevo y morcilla y cerramos con cuidado el film transparente, damos una vuelta y sujetamos con un clip



Procedemos así hasta completar las 11-13 albóndigas.

Cuando el agua de la olla esté hirviendo vamos poniendo las bolas de revuelto de morcilla en el film transparente.
Dejamos que se cocinen durante 10 minutos.


Pasado ese tiempo apagamos el fuego y con cuidado de no quemarnos vamos sacando todas las albondigas a un plato para que se enfrien un poco.

Vamos retirando el clip y con mucho cuidado el film transparente.


Pinchamos un palillo decorativo en cada albóndiga y las colocamos en un recipiente individual.

Presentamos

¡Y listo!