Brocheta de albóndigas con patatas



Para hoy os muestro un pintxo de lo mas sencillo y típico, presentado con de una manera poco común, en brocheta. Una simple albóndiga de carne acompañada de una patata-baby frita ensartadas en un palo de brocheta y con un poco de salsa barbacoa. Sencillo y riquísimo :)

Ingredientes ( para 8-10 brochetas ):
  • 1/4 kg de carne picada de cerdo o mixta
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Sal de ajo
  • Perejil picado
  • 20 ml de vino blanco.
  • 10 patatas baby
  • Salsa barbacoa
  • Sal
Preparación:

Primero lavamos y pelamos las patatas. Éstas concretamente me las dieron en el pueblo. En las tiendas las he visto pocas veces. Si no tenemos patatas baby podemos usar de las comunes y después partirlas en dados de unos 2-3 cm de lado y también no servirá.


En una olla con agua y sal cocemos las patatas durante 12-15 minutos a fuego medio. Las cocemos para que al freirlas,  ya que son gruesas, quede bien hecha por dentro y crujiente por fuera.


Mientras se cuecen las patatas vamos a ir haciendo las albóndigas. En un bol echamos la carne picada, 3 cucharadas de pan rallado, 2 cucharaditas de sal de ajo, 2 cucharaditas de perejil picado, 1/2 cucharadita de sal, 20ml de vino blanco.


Mezclamos todo con ayuda de un tenedor hasta que quede todo perfectamente integrado. Dejamos reposar 5 minutos. Si os queda demasiado pastoso se os pegará demasiado y no podremos manipularlas. Si os pasa, añadimos un poquito mas de pan rallado y volvemos a mezclar todo hasta que la masa quede manipulable sin que se nos quede pegada demasiado al hacer las albóndigas.


Vamos haciendo las albondigas, y las vamos enharinando y reservando para freir.


Cuando tengamos las patatas cocidas, les quitamos el agua hirviendo y las echamos en agua fría para parar la cocción. Las escurrimos bien del agua y las reservamos.

En una freidora a temperatura de 180º-200º freimos las patatas y después las albóndigas.

Vamos pinchando en un palo de brocheta una albóndiga y una patata.

Podemos colocarlas/pincharlas en un trozo de pan con suficiente base para que no se caigan sobre todo al ir sacándolas.

En una cuchara echamos salsa barbacoa y la dejamos caer por encima de cada brocheta.

Presentamos

¡Y listo!