Pintxo de ravioli de calabacín relleno de carne


Hoy publicamos un pintxo de calabacín y carne presentado en forma de ravioli, es decir, una fina capa de calabacín envuelve a la carne. Coronado con queso rallado ligeramente gratinado. Es un pintxo con presencia y sabor. Vuestro invitados no se conformarán con uno solo... ;)

Ingredientes ( para 6 pintxos ):
  • 1/2 calabacín grande
  • 150 gr de carne picada
  • 1 cebolleta pequeña
  • Queso rallado
  • 100 gr de tomate triturado
  • 50 ml Vino blanco
  • Sal
  • Utensilio especial: Mandolina
Preparación:

Lo primero que haremos será cortar el calabacín por la mitad, quitarle un poco del extremo y quitarle la piel con un pelador.


Después con ayuda de una mandolina, puesta para que corte lo mas fino posible, cortamos el calabacín en finos rectángulos.


Reservamos.

Picamos la cebolleta y la sofreimos a fuego medio/bajo con un poquito de aceite y sal.


Cuando esté pochada la cebolleta añadimos la carne picada, subimos el fuego a medio-alto y removemos con frecuencia, para que la carne se vaya cocinando.


Cuando la carne tome color añadimos el tomate triturado y el vino blanco. Salamos y removemos. Bajamos el fuego a medio y removemos de vez en cuando. Dejamos cocinar durante 10 minutos. Reservamos la carne picada.

En una plancha echamos un pelín de aceite de oliva y extendemos con una lámina de calabacín.
Encendemos la plancha a fuego medio. Dejamos que tome temperatura.

Entonces colocamos las láminas de calabacín. Salamos ligeramente cada una y damos la vuelta inmediatamente después. Casi cuando terminemos de darle la vuelta a todas empezamos a sacar la primera.

Cuando tengamos a la plancha todas las láminas de calabacín vamos colocando 2 en cruz.
En medio ponemos una cucharadita de carne picada. Envolvemos.


Una vez tenemos todas envueltas añadimos un poco de queso rallado encima. Lo metemos en el grill del microondas (en modo solo-grill) o bien en el horno solo la parte de arriba, para gratinar un poco el queso.

Presentamos

¡Y listo!