Brochetas de pollo de fajitas con pimientos




Pintxo vistoso y sabroso. El contraste de colores y sabores llama la atención. Además da mucho juego para cambiar, añadir o quitar ingredientes. Delicioso y sencillo. Quizás una opción de aperitivo para estas navidades ;)

Ingredientes ( para 8-9 brochetas ):
  • 1,5 pechugas de pollo 
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento amarillo
  • 1 cebolla pequeña
  • Especia de fajitas 
  • 100 ml de vino blanco
  • Ketchup
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • Aceite de oliva
Preparación:

Cuando voy a hacer algun pintxo de pollo de este estilo suelo congelar las pechugas porque una vez las descongelas un poco es muy fácil de partir y manipular que si está sin congelar, ya que el pollo es muy blando.

Mientras descongelamos un poco el pollo, en el microondas por ejemplo, vamos a ir haciendo las verduras.

Cortamos en 4 cuartos la cebolla. En una sartén echamos un chorrito de aceite de oliva y lo ponemos a calentar a fuego medio. Deshacemos los 4 cuartos de cebolla, dejándolo en capas con cierto grosor.
Las echamos a la sartén y dejamos que se vayan pochando despacito, bajando el fuego a bajo. Removemos de vez en cuando.



Mientras se pocha la cebolla vamos limpiando y partiendo los pimientos en cuadraditos. Calcular que debe haber al menos un cuadrito de pimiento de cada color para cada brocheta.
En otra sartén echamos un chorro de aceite de oliva y la ponemos a fuego medio. Añadimos los cuadraditos de pimiento y dejamos que se vayan cocinando a fuego medio-bajo y removiendo de vez en cuando para evitar que se quemen.


Mientras se cocinan la cebolla y los pimientos, una vez limpia y medio descongelada las pechugas de pollo, las partimos, primero en rodajas gruesas de unos 2 cm, después en tiras y por último en dados.



Cuando estén blanditas las cebollas y los pimientos los apartamos del fuego y reservamos. En la sartén de los pimientos, con el mismo aceite que sobró, añadimos los dados de pollo y subimos el fuego a fuerte. Si es necesario añadimos un chorrito mas de aceite de oliva. Estamos removiendo  constantemente para evitar que se queme.




Cuando cambien de color y se haya cocinado la capa exterior del pollo, añadimos el vino blanco, la pastilla de caldo de pollo desecha y una cucharadita (o dos según guste mas picante o menos) de la especia para fajitas


Bajamos el fuego a medio y dejamos que se vaya consumiendo el vino blanco. Cuando se haya reducido a la mitad o mas, añadimos un chorrito de ketchup y removemos bien.


1 minutos después apartamos del fuego y reservamos.

Montamos las brochetas alternando verduras con dados de pollo escurridos. La salsa que sobra podemos ponerla en un cuenco para mojar el que quiera la brocheta antes de comer o bien para echársela por encima de la misma, eso cada cual al gusto ;)

Presentamos

¡Y listo!